Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Nada como el derbi para el fútbol según Sevilla

NUEVAMENTE, el fútbol se viste de gala a la sombra de la Giralda. Va a repetirse el auténtico derbi y lo hace en su edición número noventa. Mucha agua pasó bajo los puentes, muchas han sido las vicisitudes compartidas, demasiados los desencuentros y exacerbada la rivalidad entre pasiones que hasta conviven bajo el mismo techo. Y hoy es el día más temido por ese miedo a perder que hace que te levantes tocándote la ropa.

Siempre en el último decenio ha partido de favorito el Sevilla, ya que las vidas fueron tomando direcciones divergentes. Diez años ya de apaleamiento de plata a la sala de trofeos de Nervión y el mismo tiempo que se lleva en Heliópolis haciendo dibujitos de colores de juzgado en juzgado para evitar la defunción. Como se comprenderá, las vidas de estos dos juguetes tan sevillanos no han podido ser más distintas, pero eso no se trasluce en el peso social, claro que no.

Claro que el peso social que uno logra a base de triunfos y el otro mantiene por la fe inquebrantable de los béticos no tiene por qué incidir en lo que vaya a pasar en los tres cuartos de hectárea de yerba. Aunque el Betis llega a la cita con el objetivo liguero prácticamente cumplido y el Sevilla no, el pronóstico sigue favoreciendo a los de Unai. Abstracción hecha de la gran noche de Beñat, la historia reciente habla de goleadas locales para humillación visitante y eso marca.

La crudeza de los números dice que el Betis hizo un punto más que el Sevilla en la segunda vuelta y eso puede optimizar a los de Merino. Como también debe influir en el estado de ánimo blanco el futuro inmediato, ese que pasa por el Calderón y por Basilea. Ahora bien, de cara a lo de hoy ¿es bueno o malo retos tan inminentes? No creo que influya, el derbi es el derbi, lo primerísimo en la escala de valores de este apasionante asunto que es el fútbol según Sevilla.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios