desde mi córner

Luis Carlos Peris

En la despedida de un grande

Con la marcha de Renato se va una persona ejemplar y un futbolista que le dio grandeza al equipo sevillista

MIENTRAS espera la llegada del nuevo manijero, del sexto entrenador en los nueve años de José María del Nido al frente del club, el Sevilla anda en la procelosa tarea de ir soltando lastre, dicho sea con el debido respeto. Lastre en el sentido literal de ir prescindiendo de lo más prescindible, de ir haciendo hueco para la llegada de los llamados a remozar el plantel. Y así llegaba la hora del adiós a un futbolista de tremendo peso específico en la era de oro del Sevilla, ese Renato Dirnei que llegaba en el último año de Joaquín Caparrós y cuando nadie podía prever tanto acarreo de plata a la sala de trofeos.

En la despedida ha tenido Del Nido el buen gusto de resaltar las cualidades humanas de este paulista, calificándolo como la mejor persona que habitó en el vestuario sevillista. Y, efectivamente, Renato se va de Sevilla dejando un montón de amigos y lo más resaltable es que esos amigos se alistan en las dos filiaciones sevillanas. Un dechado de bonhomía y con tanta corrección en la cancha como en la calle, en el avión o en cualquiera de esos hoteles donde el Sevilla fue velando armas en estos siete años de vino y rosas. Una persona ejemplar que jamás presumió de un pasado que escribió nada más y nada menos que en la laureadísima canarinha.

Ha sido el extranjero que más veces vistió la camiseta y con goles fundamentales en finales de Supercopa. Recuerdo un día triste en su primer año; fue en Getafe, en la penúltima jornada, cuando tuvo en su bota el gol del triunfo que le hubiese dado a su equipo la posibilidad de jugar Champions por vez primera. Su error no lo digirió en todo el viaje de vuelta, pero con el tiempo se resarciría de sobras y se haría un hueco de oro en los mejores capítulos de la historia del Sevilla. Entre lágrimas discurrió su despedida y ahora sólo basta que en el Sevilla vuelva a acertarse como en aquellos años en que fichó a cuatro brasileños que dejaron oro puro por Nervión.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios