Hoja de ruta

Ignacio Martínez

Con uñas y dientes

SE atribuye al secretario general de los socialistas andaluces una estrategia en clave bíblica; hay que terminar con el antiguo testamento y adoptar el nuevo. El antiguo testamento socialista tiene varios referentes andaluces, como Felipe González, Alfonso Guerra o Manuel Chaves. Y el nuevo testamento tiene una profeta inequívoca, Carme Chacón. Griñán ha hecho todo lo posible para facilitar la victoria de Chacón. Tanto, que si Rubalcaba gana dentro de una semana el congreso, arrancará la campaña electoral andaluza con una derrota innecesaria, que lastrará aún más sus escasas posibilidades.

A los dos candidatos les queda una semana para convencer. Pocas diferencias han tenido, salvo su posición sobre la demanda de una parte de la sociedad catalana de un privilegiado sistema fiscal parecido al concierto vasco. En este diario, el 19 de enero, Juan Manuel Marqués reflexionaba sobre los pros y contras de Rubalcaba y Chacón para Griñán de cara a las elecciones. Uno hombre de Estado, pero derrotado en las urnas; la otra joven y renovadora, pero miembro del PSC que hasta las elecciones de 2008 defendió un nuevo pacto fiscal para Cataluña.

El comentario mereció una réplica de la candidata Chacón, en carta publicada el día 20, reproducida en la prensa nacional. La candidata sostuvo que era un error del periodista atribuirle "la defensa del denominado pacto fiscal para Cataluña que reclaman algunas formaciones, como Convergencia i Unió". Y añadía: "He combatido con uñas y dientes la propuesta de pacto fiscal que defiende CiU. Bajo esa denominación, pretende enmascarar la adopción del concierto económico para Cataluña. Fórmula que siempre he rechazado".

Falso. Carme Chacón hizo campaña en 2008 reclamando un concierto. Lo dice el programa electoral del PSC, disponible en http://cor.to/6pQ. En su capítulo 1, titulado La Cataluña plena en una España federal, en el epígrafe 3.5, reclamaba un nuevo sistema de financiación "que no penalice a las comunidades más dinámicas y emprendedoras y la equiparación progresiva entre los ingresos de la Generalitat y los que proporciona el sistema de concierto". Rubalcaba ha puntualizado que "el sistema de financiación que proponen los socialistas catalanes sería ruinoso para otras autonomías". Como Andalucía, sin ir más lejos, añade un servidor.

Las uñas y dientes, por otro lado, recuerdan más al antiguo testamento que al nuevo. La expresión se parece al ojo por ojo y diente por diente del Levítico. En ese caso Chacón, como en las novelas que escribía el personaje de la Tía Julia y el escribidor, sería una protagonista extraña, en la historia equivocada. El antiguo testamento tiene fama de enseñar la dureza y el nuevo de predicar el amor. A los guerristas les cuadraría la primera comparación, pero Susana Díaz, dura ejecutora de los deseos de Griñán, no encaja en el perfil amoroso, precisamente.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios