PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

La dignidad de Dom

LA educación para la ciudadanía puede impartirse con mayúsculas al pie de un semáforo donde hay más espíritu olímpico que en Pekín. La Delegación del Gobierno en Andalucía ha de premiar, evitándole colas en la Plaza de España, al nigeriano Dom Amby Okonkwo. Qué mayor prueba de integración en una sociedad como la nuestra que ser inmigrante sin papeles (aunque se pasa el día con papel de pañuelo en las manos para ganarse un puñado de euros) y parar un vehículo policial con el fin de entregarle a los agentes el portafolio de piel que se le había caído a un motorista.

Aunque la cartera no hubiera contenido 2.700 euros y un talonario de cheques, Okonkwo ya cumplía de sobras con la obligación cívica que a todos nos atañe en una situación semejante. El dineral insospechado que había en ese objeto al pie de la carretera le confiere el valor añadido de no hurgar en su interior.

En San Juan de Aznalfarache, donde Okonkwo sobrevive con su hijo de 5 años, los centros educativos deberían llevar a sus aulas a este héroe por accidente para que dé una lección de vida trasterrada a tantos chavales que, como en el resto de Sevilla, tienen los valores poco claros, confunden pobreza con falta de dignidad y no le hacen ascos a la picaresca como tradición del aprovechamiento ajeno. Si conocen a Okonkwo quizá comiencen a entender que en todas partes cuecen habas, y no por ser nigeriano se es menos honrado. Ni por nacer en España se tiene bula de superioridad moral respecto a los africanos. La diferencia está en la creación y defensa a ultranza de un sistema democrático con el mayor grado posible de derechos y deberes cívicos (y el mayor respeto a la propiedad pública y a la privada), en el que si alguien sufre el extravío de papeles y dinero tenga la convicción de que se los devolverán intactos. Porque le consta que todo hijo de vecino haría lo mismo sin esperar una gratificación a cambio y sin darle la mayor importancia. A por ellos, Dom.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios