E L secretario general de los socialistas sevillanos, José Antonio Viera, ha puesto en un brete al portavoz municipal del PP, Juan Ignacio Zoido, tras descubrir que el Grupo Popular ha cambiado en el Senado la posición que mantenía en el Congreso respecto de la ampliación del Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla. Los populares habían presentado en la Cámara Baja una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado en la que pedían que el Gobierno destinase 26,2 millones de euros a la ampliación de Fibes. Sin embargo, al llegar el proyecto a la Cámara Alta, el Grupo Popular se enmendó a sí mismo y pidió que ese dinero que pedía para Sev illa engrosase los fondos previstos para el Palacio de Congresos de Madrid. Así pues, a la hora de la verdad, el PP ha dado preferencia a la capital de España sobre la capital de Andalucía y dejado sin argumentos a los populares sevillanos. Estos habían hecho de Fibes uno de sus caballos de batalla a la hora de denunciar la discriminación a que a su juicio es sometida Sevilla por parte del Gobierno socialista de la nación, y sistemáticamente han denunciado cómo el Ejecutivo se negaba a financiar el Palacio sevillano pese a las promesas de Zapatero en su mitin del Paraguas en Triana y cómo, en contraste, sí había dinero del Estado para el auditorio proyectado en León, la patria chica del presidente. Asimismo, Zoido y su grupo han esgrimido Fibes como muestra de la inhibición o nula capacidad de Monteseirín para exigir inversiones estatales en Sevilla con tal de no incomodar a Zapatero. Toda esa estrategia se derrumba ahora como un castillo de naipes. Zoido ha tratado de achicar agua con el argumento de que la única enmienda válida es la inicial,en cuanto que está publicada en el Boletín parlamentario, y que técnicamente no se puede dar validez a la "equivocación" de otros senadores de su Grupo. Recurrir a estos tecnicismos jurídicos equivale a agarrarse a un clavo ardiendo, porque esa argucia no puede ocultar que ha existido una iniciativa política que deja en evidencia las contradicciones de Zoido y/o su escasa fuerza en el partido para imponer sus tesis o frenar las contrarias. Esa enmienda, la 1134, no la firman unos senadores a título particular, sino el Grupo Parlamentario, de lo que se colige que el PP ha actuado con un doble lenguaje y que a la hora de la verdad postergó a Sevilla en beneficio de Madrid.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios