La ventana

Luis Carlos Peris

De un domingo completito y muy de vísperas

ESTÁBAMOS en domingo de besuqueos, bastantes imágenes de nuestra Semana Santa en sus templos para el besapié o el besamanos, afortunadamente lloraba el dios de la lluvia sobre la sequedad de una sequía temible y se hacía lenguas el personal rememorando lo que había significado la noche anterior el retorno de Pasión a casa. Estábamos en un domingo eminentemente cuaresmal por mucho que hayan metido con calzador un engendro carnavalesco en el corazón de una ciudad nada carnavalera. O, mejor aún, ¿para que quiere Sevilla un carnaval cuando casi todo el año pinta tiempo de carnestolendas, para qué? Pero estábamos en otra cosa bien distinta, en el impacto que supuso el retorno de Pasión a casa y con el adobo del develamiento en estos papeles de ciertas copias de seguridad que bien que nos habrían tranquilizado en aquellas grandes mojadas de cuando aún llovía. Qué domingo más vesperal.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios