Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Era el enemigo soñado, pero...

Pensamos ya en una final con Brasil, pero los yanquis pasaron por encima del campeón de África en África

ESTAMOS pensando en el segundo gol antes de hacer el primero y eso no es bueno. Estamos con la mente puesta en una final con Brasil cuando ni España ni Brasil tienen visados sus pasaportes para esa cita tan deseada. Y en el ínterin, la vida sigue, con Valencia levantada en armas contra el centralismo que representa la hagiografía madridista, con Laporta intentando que se le dé sitio al triplete frente a la estrategia imperialista de Florentino, con el Sevilla inmerso en su loable empeño de homenajear a sus símbolos y con un Betis recitando su más de lo mismo de cada día. O sea, que nada nuevo bajo el sol, pero, silencio, juega España.

España tiene la posibilidad más que posible de agarrar esta noche su billete para la final, pero tengamos en cuenta a un equipo, Del Bosque dixit, en el que todos corren como demonios y que pasó por encima de los campeones de África. Y no resulta fácil pasar por encima del vigente campeón de África, sobre todo cuando el duelo fue a dilucidarse en un rodeo africano. Por tanto, cuidado con los yanquis aunque la historia diga que siempre los derrotamos. Curitiba, Valladolid y Santander fueron los escenarios de los antecedentes, tres triunfos nuestros, pero consideremos que el último se consiguió con mucho esfuerzo y sólo un gol que marcó el gran Xavi.

Hay que ver cómo se ha metido Estados Unidos en semifinales. Cuando todas las dudas se circunscribían en si serían Italia o Egipto, fueron los yanquis los que se colaron en un domingo frenético. La verdad es que es el enemigo que soñábamos para la antesala de la final, pero la confianza, que la hay, es mala compañera de viaje cuando viene en sobredosis o a destiempo y de maracanazos está lleno el cementerio del fútbol. Lo lógico es ganarles a esos americanos que corren como demonios y eran el enemigo anhelado, pero no conviene marcar el segundo gol antes que el primero, pensar en Brasil antes de quitarnos de encima a los Estados Unidos... de América.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios