La ventana

Luis Carlos Peris

La extra navideña parecía derecho inalienable

PARECÍA que un derecho tan instalado en nuestra sociedad como aquella paga extraordinaria que por Navidad instauró Franco sería inalienable, pero ya se ha visto que no. Ocurrió en ese miércoles negrísimo que fue el que pasará a la historia como 11-J, otro 11 nefasto heredero de aquel 11-S que heló al mundo entero o el 11-M que sirvió, entre otras lindezas, para llevar a Zapatero a la Moncloa. Le quitan la extra navideña a los funcionarios, esos trabajadores que, en su mayoría, hubieron de dejarse las pestañas para sacar unas oposiciones mientras ven estupefactos cómo la clase política no renuncia a las cesantías ni a las dietas. Y todo será peor como dicha medida haga metástasis y la empresa privada, siempre anhelante de agarrarse a cualquier situación de ventaja, se diga mira qué bien y la copie. ¿Que no? Ojalá me equivoque, pero es que este túnel que estamos atravesando guarda tantas faenas...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios