La ventana

Luis Carlos Peris

Todo era una falsa alarma en torno a Morante

BUENA noticia, magnífica noticia, la de que no ha habido desencuentro entre empresa y torero. Y es que se temía en el boca a boca invernal, ese boca a boca que te va desvelando lo que va a ser la feria taurina, que Morante no fuese a estar en el patio de caballos del Baratillo así que arranquen los festejos. Morante no podía faltar porque en la actualidad es el mejor exponente del toreo según el leal saber y entender de Sevilla y había cierta pelusilla en el cuchicheo taurino. El estropicio que con su ausencia volvió a formar en San Miguel por un efecto dominó que dejó los carteles parcheados daba muy malas vibraciones y se temía que el orfebre de La Puebla no fuera a estar en su plaza y ante su gente. Falsa alarma, pelillos a la mar y Morante de la Puebla estará dos tardes en la del amarillo albero. Es una gran noticia porque, dentro del competitivo escalafón de hogaño, la figura del cigarrero es como un oasis necesario.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios