desde mi córner

Luis Carlos Peris

El fin justifica los medios siempre

Así como en la vida no es justificable cualquier manera de llegar a la meta, en fútbol da igual el camino a tomar

RESPIRO monumental el que logró el Betis en la noche malagueña del Sábado de Pasión, pero sin que tamaño alivio sea suficiente como para cantar victoria. La Liga es rica en celadas y con veinticuatro puntos en el aire, ocho no es como para elevar nada a definitivo. Y centrándonos en lo de La Rosaleda hay que convenir en que así como el gran jefe escribe derecho con renglones torcidos, el Betis logró lo que pretendía con medios que no son los habituales en él. Puso intensidad donde otras veces colocó la pusilanimidad y no dudó en enfardarse en pana como alternativa a unas sedas que sólo le daban victorias morales.

Las victorias morales dan para que el mundo hable bien de ti por delante y te compadezca por detrás, a veces también por delante. De victorias morales están los cementerios ligueros plagados, de ahí que los tres puntos logrados ante los de Pellegrini se hayan acogido entre la clientela verde, blanca y verde como lluvia de mayo y no como ésta, que sólo sirve para dejar cofradías sin salir. Así como en Granada y San Mamés, sobre todo en San Mamés, el Betis llegó a la victoria por el camino del buen fútbol, en el Calderón, La Romareda y La Rosaleda, los triunfos fueron el único argumento enarbolado como para que el fin justifique los medios.

Curiosamente, tanto en Madrid como en Zaragoza, la pareja de centrales la conformaron dos hombres muy cuestionados y que en ambas ocasiones fueron alineados juntos por la fuerza mayor de las ausencias obligadas. En Málaga fueron, con el portero, los más firmes del equipo y no sería malo que ambos ganaran en autoestima por el bien de un Betis que tiene el objetivo de la permanencia en su mano. Ya se sabe que el fútbol es un estado de ánimo y si los individuos andan en un punto anímico alto, el conjunto lo agradece. Lo lógico es que jugando bien se gane, pero como el Betis y la lógica no van de la mano, pues miel sobre hojuelas por ganar como en Málaga.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios