El balcón

Ignacio / Martínez

La fuerza que les une

LOS socialistas andaluces van a entronizar a Susana Díaz como nueva jefa de su parroquia. Lo hacen por un método reiterado. En los últimos 20 años han elegido a tres secretarios generales. Ninguno de los tres consiguió el liderazgo desde abajo, impulsado por las bases y presentado a unas elecciones autonómicas para ganarlas. El itinerario ha sido el contrario. Los tres desembarcaron en la jefatura regional del partido desde la Presidencia de la Junta. Desde el poder. Los dos últimos, designados directamente por su antecesor.

El modelo es casi caudillista: la líder tiene en su mano un enorme presupuesto, la designación de cargos, las colocaciones… El futuro material de la familia socialista. Esto gusta a la izquierda aunque tenga todo el aire de la derecha. Rubalcaba jaleó ayer a la estrella creciente de su organización: cuanto más poder tenga Susana Díaz, mejor. El partido institucional de Andalucía, fundador y único ocupante del poder regional durante más de tres décadas, cree tener la candidata necesaria para conservar la Junta. Lo suficiente lo aporta cándidamente el PP, que se dispone a designar a un peso pluma para confrontarlo a la campeona socialista.

Visto desde dentro, el congreso que hoy se inicia en Granada es motivo de entusiasmo para la tropa socialista, deprimida en los años de la crisis con la aturdida dirección de Griñán. La sustituta ha demostrado en pocas semanas un hábil manejo del poder. El otro mérito singular de Díaz ha sido una inusitada actividad, que ha puesto en evidencia la escasa de su antecesor. La nueva jefa socialista ha levantado grandes expectativas.

Visto desde fuera, al congreso que hoy empieza en Granada le vendría bien un chequeo de las dos cosas esenciales que propugna Felipe González para mejorar la política: participación e ideas. En julio, en las primarias bajo las que se enmascaró la designación de Díaz por Griñán hacía falta el aval del 15% de la militancia para ser candidato. Después de la Conferencia Política basta con un 5% y podrán votar los simpatizantes. Quien preguntó ¿por qué tanta prisa? ya tiene una respuesta. Sobre las ideas de la líder poco sabemos. Es muy de izquierdas, le preocupa la unidad de España y quiere mejorar la financiación autonómica. Enunciados sobre los que desconocemos la sustancia.

Lo que sí sabemos es que la nueva jefa manda mucho. Y el ejercicio del poder es la clave de bóveda de la familia socialista andaluza. El eslogan del congreso la fuerza que nos une hace justicia a ese principio. El poder es la fuerza que les une.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios