La ciudad y los días

Carlos Colón

¿El futuro es mujer?

ROSA Aguilar podría ser la solución de IU, María San Gil ayudar a la del PP y Rosa Díez a la de España (como Amalia Gómez y Soledad Becerril podían haber sido la del PP andaluz o sevillano). ¿El futuro es mujer? Es indudable que Rosa Aguilar representaría una izquierda pos-comunista que, sin renunciar a lo esencial de su ideario, fuera capaz de adaptarse a los tiempos y sensibilidades actuales encarnando, a la manera cordobesa, el ideal expresado por George Steiner en La idea de Europa: "Al caer el marxismo en una bárbara tiranía y en la nulidad económica, se perdió un gran sueño, como proclamó Trotski, el del hombre corriente tras los pasos de Artistóteles y Goethe. Libre de una ideología en bancarrota, es posible, es preciso tener de nuevo ese sueño".

La cita sirve también para la otra Rosa, Díez en este caso, que podría representar para España lo que Aguilar para su partido: una forma distinta de ser progresista en el siglo XXI. Tengo esperanza en que UPyD lleve una voz nueva, independiente e ilustrada al Parlamento. En Sevilla ha obtenido 7.653 votos, dos mil más que CA y casi la mitad de los de IU. En España, como en Sevilla, ha ocupado el quinto lugar, obteniendo más votos que poderosos partidos nacionalistas como el PNV y un tercio de los de IU. Como si fuera una Teresa de Ávila de la política, a Rosa Díez le compete la reforma de la socialdemocracia española fundando una especie de "socialismo descalzo" que corrija las apostasías ideológicas del "socialismo calzado" de un hidrópico PSOE cada vez más perdido de sí mismo. Tarea gigantesca, es cierto, para tan pequeño comienzo; pero si la de Ávila pudo hacerla a lomos de mulos tal vez Rosa Díez pueda también hacerla a lomos de ética, racionalidad e independencia.

En cuanto a María San Gil, al igual que la catalana Montserrat Nebrera, representa un importante activo para el PP que está deshojando la margarita. No estaría mal que una vasca y una catalana ascendieran a una cúpula del PP que, con gallego o no al frente, a partir de ahora no desperdiciara los activos de Gallardón o Rato. "Desacebenizar", "dezaplanizar" o "desmartinezpujaltizar"-por Acebes, Zaplana y Martínez Pujalte- el PP es la tarea más importante a la que se enfrenta el partido conservador para centrarse. Esta renovación femenina, políticamente centrada y territorialmente descentralizada, podría ser una vía útil para el PP en esta hora de crisis que no les afecta sólo a ellos, sino a la mitad de la nación (10.169.973 votos frente a los 11.064.524 del PSOE, abarcando ambos más del 80% de los emitidos) y por ello a España toda.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios