La ventana

De / Luis / Carlos / Peris

¿Será garantía el subidón de un buen servicio?

CURSILADA indiscutible decir las antiguas pesetas, como si no supiéramos ya que tan emblemática moneda dejó de estar en vigor. Decirle antigua a la peseta es tan obvio como llamárselo a Sara Montiel por poner un ejemplo claro de que el esplendor pasó a mejor, o peor, vida. Con decir pesetas basta, sobre todo cuando el común de los mortales sigue convirtiendo el euro a peseta para saber cuánto cuesta en realidad el artículo de turno. Bueno, pues mil pesetas del ala es lo que va a costar que un taxi baje la bandera ya de noche. Mil pesetas, un dinero, por ir a ninguna parte, que luego empieza el taxímetro a galopar y la carrera cuesta una fortuna. La cosa es como es y no hay vuelta atrás, pero ¿garantiza esta subida del cincuenta por ciento un buen servicio del taxi? Me gustaría estar errado, pero no sé por qué me da la impresión de que dicho servicio público seguirá siendo una asignatura pendiente más.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios