el periscopio

León / Lasa

La geografía económica de la Liga

El músculo futbolístico y financiero de España se centra en la capital y la costa o en localidades muy cercanas al mar.

HACE unos días se consumó el último ascenso de nuestra liga de fútbol a su máxima categoría: después de Alavés y Leganés, el Osasuna vuelve a estar en la División de Honor (expresión rancia de verdad). Si situamos los equipos sobre el mapa de la piel de toro, observaremos algunas cosas verdaderamente llamativas que no parecen fruto del azar deportivo. Sólo el País Vasco, una región (o nación, según algunos) de menor superficie que la provincia de Sevilla, alberga cuatro equipos en Primera: los de las tres capitales más el heroico Eibar; si le sumamos el Osasuna, resulta que la zona vasco navarra da cobijo a la cuarta parte de los equipos de la Liga. Se mantiene en Primera el Sporting de Gijón, junto con los gallegos Celta y Deportivo. Además del Cantábrico, los otros núcleos futboleros son el cogollo madrileño -con tres equipos-; Andalucía -con el Sevilla, el Betis, el Granada y el Málaga-, y la costa mediterránea -Barcelona, Español, Valencia y Villarreal-. Es decir, como se puede observar, la mayor parte del territorio, como también ocurre en Italia o en Alemania, apenas tiene presencia en el que es, sin duda, el reclamo publicitario más importante de la actualidad, hasta el punto que -se ha demostrado en estudios financieros- la ciudad que no alberga un equipo en Primera deja en muchos sentidos de contar en el who is who económico.

Como decimos, en la actual República Federal de Alemania, el este, los territorios pertenecientes a la antigua RDA, solamente están representados por el RB Leipzig -un club de reciente creación catalizado por la empresa Red Bull-; en Italia, en su Serie A, todos los equipos salvo dos (el Nápoles y el Palermo) se ubican al norte de la capital romana: si se independizara la Padania, allí sí habría un problema para la continuidad de la competición. En España, en la archipublicitada Liga BBVA se observan varias curiosidades: de nuevo, como en Italia, al sur de Madrid -con un tercio de la población del país- únicamente se asientan cuatro equipos; y asimismo existe una terra ignota balompédica que abarca todo -todo- el interior de la nación: Castilla y León, Castilla-La Mancha, Aragón, Extremadura, La Rioja... la nada más absoluta. No hace tanto el Burgos, el Logroñés, el Salamanca... todos esos equipos históricos lograban episódicas hazañas en el Bernabeu o en el Nou Camp. Nunca más. El músculo financiero y la población de España se centran en la capital y en la costa o localidades muy cercanas al mar. El interior ya no cuenta salvo para hacer turismo cultureta. La Liga BBVA es el mejor barómetro para constatar cómo va -geográficamente- la economía de nuestra querida España. P. S. : Según el Banco de España los españoles aumentan con fuerza el gasto en bares y viajes. No hay nada más que darse una vuelta por cualquier centro histórico: terrazas petadas y bares a reventar. Ojalá dure la fiesta, señal de que el Titanic sigue navegando sin contratiempo. Por ahora.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios