opinión

Santiago / Herrero

Un gran empresario andaluz

EN la hora del adiós a Jaime Ybarra siento un profundo pesar por la desaparición de una persona a la que, en los últimos años, me he sentido ligado por lazos familiares, y me embarga la sensación de que Andalucía ha perdido a un gran hombre que dedicó toda su vida al mundo de la empresa.

Jaime ha muerto, además, con las botas puestas; sobreponiéndose día a día a su enfermedad, y al frente, hasta el último momento, de la Fundación Sevillana Endesa y del Consejo Regional de Banesto, que han sido sus últimas responsabilidades en su dilatada trayectoria empresarial y profesional.

No quiero solamente resaltar ahora lo que sabemos todos los que lo conocimos y contamos con su afecto: que era una persona singular por su cordialidad y afabilidad, su altura de miras, su amor a Sevilla y a sus tradiciones, y, también, por su sevillismo.

Quiero y debo destacar que Jaime Ybarra fue un empresario de los pies a la cabeza, que recogió el testigo empresarial de su familia y lo desarrolló a lo largo de muchos años. No sólo fue presidente y consejero delegado de Hijos de Ybarra, una de las empresas punteras de Andalucía, sino que lideró su transformación, su apertura al exterior y su alianza con otras empresas en nuestro pujante, moderno y competitivo sector agroindustrial, joya de la corona de la industria andaluza.

En sus múltiples actividades empresariales quedará su mejor legado, el de un hombre enamorado de la empresa. Un legado que adquiere mayor importancia por haber desarrollado, especialmente, su actividad en un sector que, hoy por hoy, es santo y seña de la capacidad de Andalucía para competir en los difíciles mercados internacionales, con el que se sentía profundamente comprometido.

Descanse en paz un andaluz ejemplar que en 2008 recibió la Medalla de Andalucía como reconocimiento a su ingente y fructífera vida empresarial.

Los que lo tratamos recordaremos siempre a un caballero andaluz, ejemplo de señorío, de bondad y simpatía personal.

Para los empresarios andaluces, para la Confederación de Empresarios de Andalucía, ha muerto un gran empresario andaluz.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios