desde mi córner

Luis Carlos Peris

La gran sorpresa es la igualdad

Ni el bético más optimista ni el más pesimista de los sevillistas hubiera previsto tan poca distancia en latabla

AMANECE un día que encontrará su ocaso con el derbi del reencuentro, el de un reencuentro más de los muchos que registra la historia del fútbol según Sevilla. Lo del reencuentro ha sido más veces por culpa bética que sevillista, pero esa amargura la palia el Betis con lo de que la primera vez no fue problema suyo. Estamos en que hoy amanece derbi y que, afortunadamente, lo hace en el corazón de un ambiente con menos electricidad y unos modos mucho mejores. Luego, el sector cafre de cada orilla se hará notar, más que nada por la cosa de no perder la antigüedad, pero ambas cúpulas están dando ejemplo.

Todo eso en el entorno del partido de los partidos, pero en el campo las cosas aventuran buen espectáculo. Por ejemplo, la desigualdad que desde el Sevilla se labró a partir del año después de su centenario parece haberse edulcorado y la prueba está en una tabla clasificatoria que dice que un triunfo del Betis les igualaría. ¿Quién hubiese apostado en el verano por esta diferencia al término de la primera vuelta? Ni el más pesimista de los blancos ni el más optimista de los verdes habría creído que la tabla iba a ser la que es, que la objetividad de los números iba a plasmar tanta igualdad y que el derbi llegaría tan huérfano de pronóstico.

Porque eso del pronóstico es otra incógnita más. En cualquier derbi, el pronóstico era un enigma que luchaba entre la preferencia y la posibilidad, entre lo que se deseaba y lo que se temía. Hoy es también así por mucho que el Sevilla tenga individualidades de más nivel frente a un Betis que cohesionó mejor su tropa y que sabe a qué juega. ¿Quiere esto decir que el Sevilla no sabe a qué sale al campo? Tampoco es eso aunque haya demasiadas veces que parezca que no encuentra el camino de la verdad. ¿Y cuál es la verdad? La verdad única en este apasionante juego que es el fútbol no es otra que la de ganar y si se trata de un derbi, aún más, muchísimo más.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios