La ventana

Luis Carlos Peris

El grifo pide zapatilla nueva a gritos

INDUDABLEMENTE, el grifo tiene la rosca pasada y después de tantísimo tiempo como estuvo sin ser usado, con esta desmesura que arrancó con la entrada del invierno está pidiendo zapatilla nueva a gritos. Tras un otoño seco como el esparto y que había dejado el paisaje con los verdes sin vida, el agua va que sonó el 21 de diciembre se ha hecho crónico y ahora no tiene visos de que pare nunca. El agua es riqueza, pero todo tiene una medida y lo de ahora puede llevarse por delante todo lo que coja. Dicen que los pantanos tienen agua para más de dos años, entre ellos ese tan decorativo que es Melonares, tan repletito de agua y sin saber qué hacer con ella, que al parecer no hubo tiempo para ponerle las conexiones y dotarlo de utilidad. Mira uno las previsiones y hay lluvia para rato, con lo que no sabe uno si acordarse de Noé o llamar al manijero del grifo para decirle que está pasado de rosca y que a ver si le pone zapatilla nueva.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios