Cosas que pasan

Ricardo Castillejo / Rcastillejo@grupojoly.com

El himno de Pascual

TENEMOS tema himno para rato. Himno por la mañana, por la tarde, por la noche. En la televisión, en la radio y, cómo no, también aquí en la prensa. Desde luego que, ya puestos, yo prefiero que sea alguien con el perfil de Pascual González el objetivo de un texto como éste antes que otro del que posea menos referencias. El alma de los Cantores de Híspalis, buen compositor de populares canciones, también se atrevió a presentar una propuesta de letra cara a la melodía de nuestro nacional "Chumba, Chumba" -sé que no es su nombre pero me encanta el mote-. Lo mismo, con esto de que la de la polémica se ha desestimado, tiene suerte y resulta elegida la suya. "¡Pero que no piensen que se hace uno millonario porque no lleva pago de derechos!", me aclaraba ayer en conversación telefónica.

Dicen que su texto pasó la criba, quedando entre los treinta seleccionados primero, y, más allá, entre los cinco finalistas. Él, modesto, prefiere no pronunciarse y dejar que sean los demás quienes opinen. Así que, aquí tienen: "Viva España, la tierra que sembramos de esperanza y paz, de amor y de pasión, para que siga naciendo la raza de victoria y gloria de nuestra nación. Viva España, alcemos las banderas de la libertad, bañadas por el sol, y por la sangre y la furia de un pueblo que te canta, España, con el corazón".

Verdad es que, con sólo una lectura, las sílabas encajan a la primera con la música y cierto resulta también que, el uso del plural en términos como el de "banderas", hace que todos los que viven en nuestro país se sientan representadosý El futuro dirá. Respecto al pasado. Ése ya habló y su legado quedará reflejado en un libro, Tributo, que verá la luz a finales de febrero y donde Pascual ha decidido contar casi todo acerca de su formación. "Son 30 años cantando", avanza. "Ha habido de todo. Desde Nancy Reagan bailando unas sevillanas nuestras hasta asuntos carcelarios de los que también desvelaremos datos. Siempre fuimos un grupo polémico". El resto, lo guardado, lo dejaremos para una tarde de cervezas. Nunca están de más.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios