La ventana

Luis Carlos Peris

El hombre y su poder de adaptación

COMERCIOS abiertos, riadas de gente yendo y viniendo, terrazas abarrotadas y bebederos con el no hay billetes en cualquier lugar de la barra. A todo esto, la ayuda de la temperatura, confortable hasta más no poder, para que no hubiese excusa a la que agarrarse para no salir de casa. Y la pregunta trampa: ¿dónde está la crisis? Pues la crisis haberla hayla sin ningún género de dudas. La crisis se ha instalado entre nosotros como se instala el dolor, que te acostumbras a su presencia para que sea posible la convivencia. El hombre, como animal de costumbres, tiene la cualidad de adaptarse al medio y, por supuesto, a sus circunstancias de tal forma que hasta la crujía que padecemos llegamos a sobrellevarla con la mayor dignidad. En este puente de animación tan extraordinaria hubo momentos en que hasta creímos que la crisis era un infundio.¿Será por creer?

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios