La ventana

Luis Carlos Peris

Los insumisos van plegando velas

Afortunadamente, los hosteleros insumisos ante la Ley Antitabaco van plegándose y de esa manera se confirma la supervivencia de sus negocios. Es lo natural, normal que esos industriales salgan de una obcecación que, no obstante, estaba plenamente fundada. Aunque hay que convenir que es bueno no fumar y que lo ideal sería que nadie ensuciase sus vías respiratorias con el nocivo humo del tabaco, debemos convenir en que las cosas hay que hacerlas de otra manera y no por la tremenda. Por la tremenda es como hoy se persigue al fumador, sobre todo al poco tiempo de haberse impelido a muchos hosteleros para el acondicionamiento de sus locales. Esa era la situación menos mala, pues, a pesar de la bondad de no fumar, tampoco parece lógica una persecución como ésta y que para pegarle una calada al pitillo haya que irse a la puñetera calle por muchas setas calefactoras que haya.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios