La ventana

Luis Carlos Peris

El invierno y la crisis, como hermanos

INMERSA en el nomadeo a que obliga el curso, esta ventana se abre en este primer domingo de diciembre al crudo invierno madrileño. Está situada en el Madrid norte y hay una niebla tal que las monstruosas torres levantadas en lo que fue ciudad deportiva del Real Madrid ni se adivinan. Cuatro barbaridades como ésas, que se ven desde cualquier punto en un radio de muchísimos kilómetros, hoy ni siquiera se recortan tras ese puré de guisantes con que ha amanecido la capital. Visión lúgubre mientras cae una llovizna que más parece orbayo o, quizás, sirimiri que una lluvia en condiciones. El Bernabéu se adivina más que se ve y la Torre Picasso más de lo mismo, que cómo será el puré de guisantes que a La Paz ya no la tapan los cuatro adefesios levantados para salvar económicamente al Real Madrid, sino el smog. Es un domingo de invierno en el corazón de España, ya no hay vuelta atrás y es como si todo vistiese los ropajes de la crisis.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios