La ventana

Luis Carlos Peris

Aquel lío de Maestranza en el atril

CON las horas y los días yendo a galope tendido rumbo al día del Patrón, cuando sólo estamos a un mes de que pueda verse la urna que guarda el cuerpo del Rey Conqueridor y haya motivo para darle a alguien la medalla de la ciudad se me viene a la sesera un nombre. Es el de un sevillano que nunca se cansó de cantar a Sevilla y que formó un lío de Maestranza en el Maestranza hace poco más de un mes. Inenarrable aquel Domingo de Pasión en que Rafael González Serna (Rafaserna en el mundo) puso a la ciudad con los pelos como escarpias pregonando la mayor fiesta de Sevilla. Y ahora que anda invadido por la inquietud de qué hará su hijo Rafa en el debut con caballos en el primer templo de Tauro, ahora sería el momento más oportuno para que esa ciudad que tanto ama y que tanto cantó, canta y cantará le responda con el regalo más querido, su medalla.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios