Desde mi córner

Luis Carlos Peris

¿De qué materia estará hecho el fútbol?

GRANDIOSO invento éste del fútbol, que crece y crece a pesar de los ataques que recibe desde fuera y desde dentro. Ni siquiera la decisión de los operadores televisivos de poner los partidos en prime time ha hecho que desaparezca la demanda. Cada vez son más los abonados, y exceptuando al Granada todos han crecido en este largo y cálido verano. Con decir que hasta el casi clandestino Getafe ha aumentado el número de socios...

Insistí repetidamente en el peligro que suponía la dictadura televisiva. Lógicamente, los operadores buscan que el fútbol sea visto mayormente en la sala de estar, con lo que los horarios nunca podrían compatibilizar el deseo con la realidad. Y se preveía una suerte de gradas desertizadas por unos horarios infumables y por unas fechas poco propicias para ir al estadio. Un domingo a las diez de la noche o un lunes a cualquier hora no es lo más comercial, pero...

También he insistido con, valga la redundancia, insistencia en la materia con la que nuestros muy mayores crearon tan maravilloso juego. Materia indestructible que ha resistido no sólo el paso del tiempo sino el de tantos y tantos malandrines que no llegaron para servirlo, precisamente, y sólo consiguieron herirlo, aunque haya habido clubes que fenecieron para no volver con la excepción de algunos como el Málaga que renacieron aun a costa de perder la identidad.

Todos en Primera han aumentado la clientela fija a excepción del Granada. Y llaman la atención, por ejemplo, los 18.000 socios del Levante, cómo el Éibar sigue subiendo o esos 40.000 socios que convierten al Betis en el quinto club de España según su masa social. Está claro que el fútbol es indestructible por mucho que se programen los partidos a horas que preferible es verlos en casa. Y es que algo tendrá este agua del fútbol cuando no para de subir su caudal.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios