La ciudad y los días

Carlos Colón

Entre miopes y amiguetes

LOS miembros de la italiana Academia Kronos necesitan urgentemente una de estas dos cosas: pasarse por la romana Fundación G. B. Bietti para el Estudio y la Investigación Oftalmológica (está muy céntrico, al ladito de Villa Borghese y del Corso d' Italia) para que les revisen las gafas, si las usan, o se las receten, si no lo hacen; o, con poco gasto, sacarse un pasaje de Vueling Roma-Sevilla o un Pisa-Sevilla de Clickair. Si hicieran una de estas dos cosas se darían cuenta de que darle a Sevilla el premio que le han dado es como darle a Pilar Bardem la insignia de oro de la Fundación FAES o el Nobel de la Paz a George Bush. Porque resulta que el galardón que la Academia Kronos le ha concedido a Sevilla valora la política del Ayuntamiento "encaminada al ahorro energético, en favor de la utilización de fuentes energéticas de energías renovables y por el respeto al medio ambiente".

Sobre lo primero y lo segundo nada tengo que decir. Pero sobre lo tercero, el respeto al medio ambiente, habría mucho que decirle a los italianos. Y no yo, sino colectivos como Ecologistas en Acción o Plataforma Ciudadana de los Parques y Jardines, que vienen denunciando las talas salvajes y el descuido de las zonas verdes -parques, jardines o arbolado de las calles- que padece Sevilla. El pasado lunes, sin ir más lejos, Abc denunciaba cómo, pese a que "las asociaciones de defensa de los espacios verdes han protestado una y otra vez por el abandono que sufren los pulmones de la ciudad y, especialmente, su espacio verde por antonomasia", hasta 1,6 millones de euros consignados para la restauración del parque de María Luisa (877.700 euros) y otros parques y jardines (748.500 euros) "se han dejado de gastar". ¿Saben esto los amigos de Kronos? ¿Saben que el alcalde ha sido proclamado persona non grata por la Plataforma Ciudadana de los Parques y Jardines de Sevilla, integrada por más de 30 asociaciones, a causa del maltrato que padecen las zonas verdes sevillanas?

Así que se ahorrará mucha energía y se utilizarán muchas fuentes energéticas de energías renovables en nuestra ciudad, no digo yo que no; pero en lo que se refiere al respeto al medio ambiente, entendiendo que el cuidado del patrimonio arbóreo y de las zonas verdes forma parte fundamental de él, se podían haber ahorrado el premio los señores de Kronos. Aunque tampoco hay de qué asustarse: más escandaloso fue el premio a la conservación, restauración, promoción y difusión del patrimonio histórico que le dio a nuestro Ayuntamiento socialista el socialista Ministerio de Cultura. Estamos buenos, entre miopes y amiguetesý

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios