PASA LA VIDA

Sí se moja la acción social

LA mejor procesión es la que no llega a la carrera oficial. La más hermosa es la que menos se busca y evoca. La más trascendente es la que se moja durante cincuenta y dos semanas. Usted puede y debe participar en ella. Y no le hace falta paraguas. Ni escuchar pregones, ni cangrejear delante de un palio, ni comprarse un capirote. Esa lluvia fina es la acción social que cada vez se desarrolla con más medios y mejor cabeza desde las hermandades. Va en paralelo con el desarrollo de iniciativas solidarias que es propio de una sociedad donde el voluntariado es una tendencia en auge.

El Centro de Estimulación Precoz impulsado por la Hermandad del Buen Fin. El Centro de Apoyo a Niños con Trastorno de Hiperactividad y Déficit de Atención, creado por la Esperanza de Triana. La Fundación de la Hermandad de la O para apoyar a mujeres embarazadas con escasos recursos, inmigrantes muchas de ellas. O la Casa Emaús, de la Esperanza de la Trinidad, para reinsertar a reclusos, son algunas de las obras dignas de elogio creadas desde el mundo cofrade como respuesta a la necesidad de contribuir a la asistencia social mediante estructuras estables y perdurables en el tiempo.

Ese salto cualitativo va muy por delante de la tradicional bolsa de caridad, que sigue paliando infinidad de situaciones lacerantes, más aún en una época de falta de dinero para comer, o para el recibo de la luz o para la hipoteca del piso. Y un salto ha llevado a otro no menos importante, y a remarcar en una ciudad donde tanto le cuesta a la gente unir sus fuerzas en un proyecto común. Es la génesis y brillante desarrollo compartido entre hermandades de otras acciones permanentes: economatos sociales, la acogida de niños bielorrusos, el plan Fraternitas en el Polígono Sur, etcétera.

Cualquiera de estos ejemplos de acción social es el mejor antídoto para soportar tanto a los capillitas como a los anticofrades que no quieren enterarse de esta fecunda realidad, tan ocupados como están de arreglar el mundo sólo en los bares.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios