La ventana

Luis Carlos Peris

Cuando el monte se quema algo tuyo se quema

SÓLO le faltaba a este país aún llamado España un incendio como el que está arrasando Valencia. Sesenta mil hectáreas carbonizadas representan un porcentaje en la extensión de esa provincia lo suficientemente alto como para considerar la catástrofe como gravísima. Además, la vida de un piloto y la cantidad de personas que se han quedado sin techo provoca que urja promulgar unas leyes que nos defiendan más eficientemente de la proliferación de pirómanos, operarios incompetentes o estúpidos que se van a echar el día de campo con el infiernillo y la bombona de gas. Una de estas catástrofes me cogió en el lugar de autos; aquel agosto de 2006 todo empezó por el Morrazo para que la hermosísima ría de Vigo pareciese la antesala del infierno. Ahora se ha repetido en el norte de Valencia y hay que poner pies en pared para defendernos de la maldad, de la incompetencia o de la estupidez, que cuando el monte se quema...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios