Desde mi córner

Luis Carlos Peris

El optimismo se hace contagioso

Cara a la Eurocopa, el estado anímico de Luis y aplazar lo de dar biberones da muchísimo pie a la esperanza

GANAREMOS la Eurocopa dice Luis con su boca más pequeña y como queriendo hacer ver que cambien de registro y no le pidan que continúe pronosticando. Dice el seleccionador que no está para lo que muchos aseguran, dar biberones a sus muchos nietos, y eso es un buen síntoma cuando mayo asoma y el tiempo previo a la Eurocopa se hará corto. Siempre se le hace muy corto a los responsables el tiempo que tienen para preparar un gran evento y ahora no va a ser distinto. Pero por lo pronto, una corriente de optimismo parece haber aflorado en el seleccionador y eso no es malo, ni muchísimo menos.

Al seleccionador ya no le encocora ni siquiera que le pregunten por Raúl y como, aunque tarde, ha encontrado la fórmula de pegarle media verónica al asunto cada vez que se lo plantean, pues magnífico. Se ha dado cuenta de que dejando una puerta medio abierta, o medio cerrada, para el retorno del capitán madridista se atenúa el manido contencioso y dejan de preguntar con la insistencia anterior. Está manejando los tiempos Luis con una mano izquierda que parecía impensable que volviese a tener, se le ve más relajado y hasta habla de igual a igual con periodistas que no son de su cuerda, otra cuestión que parecía imposible hace no demasiado.

Sin embargo, donde me sorprende el seleccionador nacional es cuando anuncia que su futuro está lejos de España. Y es que una cosa es la de dejar los biberones para más adelante y otra bien distinta la de meterse en aventuras más propias de gente más joven. No veo a Luis con intérprete a cuestas, pues quizá su mejor cualidad como entrenador es la franqueza en el cara a cara. Comportamiento frontal y decir las cosas mirando a los ojos es el reconocimiento mayor que los jugadores a sus órdenes le dispensan. Sin dobleces, yendo de cara y diciendo lo que piensa es una forma de comportamiento que con el intermediario del traductor no es lo mismo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios