Con efecto

javier / mérida

Ya ni hay pelea por las migajas mediáticas

ODIO escribir de todo cuanto atañe a Real Madrid y Barcelona si no está relacionado con Sevilla ni Betis, los clubes a los que me debo por mis labores. Me asquea en qué se ha convertido el fútbol hoy en España, en esa dicotomía alimentada desde la política -el rival del Madrid de toda la vida era su vecino del Manzanares- y que a ellos les va bien para trincar a manos llenas los dineros que debían repartirse en pos de una competición como Dios manda. Pero mucho me temo que ya nada nunca será como antes. Alrededor de esta especie se ha orquestado el aparato perfecto por cuanto da de comer, y bien, a los encargados de mantenerlo. Me refiero a esos periodistas disanteros afines al Florentinato por no sé qué intereses que adoctrinan a los que ensucian los espacios mediáticos a diario y a esos bufanderos ababillados, más propios de la prensa rosa, que se desgañitan de madrugada en la defensa de lo indefendible por un puñado de billetes.

Pero esta España que trata de espantar la crisis a puñetazos consume ávida e ingentemente esa bazofia al punto de que el niño hoy se educa, futbolísticamente hablando, en este condimento que le venden como un plato gourmet.

Y, para colmo, se le añade al guiso el toque amargo de los directores de incomunicación de los clubes: gente pelota, que lucha por sobrevivir sin problemas y cuya única ley es la mordaza para evitarse sustos. Aunque siempre saldrá el Mathieu de turno para poner las cosas en su sitio y de los nervios a estos ladrones a sueldo de la información.

Con todo, en Madrid y Barça se entiende. Esa hagiografía sobornada, la exógena, y la que está en nómina les matendrá el chiringuito a pesar de los pesares. Lo que choca es que el resto, sin la cohorte amiga de periodistas, copie en sus casas esa línea de secuestro informativo en lugar de pelear, porque otra cosa no les queda, por las migajas mediáticas que aquéllos dejan y se le escapan al Atlético.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios