PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Los perdemos sin taxis

LUNES de vía crucis. Pertinaz sequía de taxis empapada por el redoble del invierno entrando por el costero onubense con lluvia a cántaros. Miles de personas hicieron ayer de taxistas con sus vehículos particulares, sobre todo para sacar del apuro a quienes iban y venían de San Pablo o Santa Justa. El objetivo de la reivindicación es peccata minuta en comparación con los perjuicios que causan pasándose la licencia municipal por el arco del triunfo de su obstinación, que se nutre de la debilidad política para ejercer la autoridad como demanda toda la población.

Los taxistas de Sevilla dejaron de ingresar muchas carreras en un día prenavideño propicio por la incesante lluvia. Pero así abren más la espita a que el personal se acostumbre al teletrabajo, a la videoconferencia, al networking digital, al chateo y a las compras por internet sin mojarse los pies. Y con todos bajo techo para laborar, relacionarse y comprar más barato, cómo va a recuperar clientela el sector del taxi si la están maltratando.

Si consuman su amenaza de no trabajar los días 24, 25, 31 y 1 de enero, el cabreo de quienes pernoctan esos días en hoteles, sin otra alternativa de transporte, puede generar un cúmulo de enemigos de Sevilla. Cada jornada de paro del taxi devalúa nuestra imagen de ciudad acogedora. Esto no es hablar por hablar. Cuando bloquearon el tráfico el pasado 4 de diciembre, se celebraba en un céntrico hotel de Sevilla una reunión de directivos de la multinacional Bayer. Al intentar salir del centro y quedarse más parados que el indio de Kansas City, cuando se enteraron de lo que estaban pasando en la ciudad y sufrieron el caos de pe a pa, descartaron sobre la marcha la posibilidad de elegir Sevilla para una convención anual con miles de personas procedentes de varios países. Riesgos, los precisos ante actitudes que no casan con mentalidades profesionales. Y así vamos perdiendo dinero contante y sonante para mucha gente, taxistas incluidos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios