editorial

La política no es para minorías

EL portavoz parlamentario del Partido Popular de Andalucía, Carlos Rojas, ha propuesto un debate sobre la posibilidad de suprimir el sueldo de los diputados autonómicos. Rojas secunda así la iniciativa ya aprobada en Castilla-La Mancha e impulsada por la presidenta de dicha comunidad, Dolores de Cospedal, que también es secretaria general del PP nacional. En los presupuestos castellano-manchegos de 2013 habrá desaparecido, en efecto, la partida correspondiente a las retribuciones de sus 49 parlamentarios, que sólo cobrarán dietas por asistencia a plenos y comisiones. Aunque cualquier debate sobre la representación de los ciudadanos y el funcionamiento de las instituciones debe ser bienvenido, el planteamiento del dirigente popular andaluz tiene que ser rechazado. En nombre de la austeridad se podría generar una involución del sistema democrático. El ahorro en fondos públicos que implica la retirada de salarios a los diputados andaluces no compensa para nada el deterioro que provocaría tal medida en la representatividad social de los políticos. Supondría, en la práctica, que sólo podrían dedicarse a la vida pública personas con suficiente nivel de renta o patrimonio como para permitirse dedicar su tiempo y energía a la actividad parlamentaria sin la consiguiente remuneración, es decir, grandes fortunas, empresarios boyantes y profesionales muy cualificados. La democracia igualitaria se consolidó y prosperó durante el siglo XX cuando se acabó con el sufragio censitario, que exigía a los ciudadanos disponer de determinado nivel de riqueza para poder votar. La propuesta de Cospedal, que aquí defiende Rojas, supondría un paso atrás, ahora centrado, por la vía de los hechos, en los elegibles y no en los electores. Los diputados andaluces deben ser pagados por su alta función, a la vez que la sociedad tiene derecho a exigirles dedicación, entrega y transparencia en el uso de los fondos públicos que reciben y en el ejercicio de sus labores de representación y defensa del interés general.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios