desde mi córner

Luis Carlos Peris

La promoción va recta al corazón

Viendo lo de este fin de semana en Granada y Elche se confirma que esta fórmula daña seriamente la salud

CORAZONES desbocados, miocardios a punto de reventar, miradas mirando a no se sabe dónde, crispación por doquier, agresividad en perfecto estado de revista, así el panorama que hemos visto este fin de semana en Los Cármenes y en Altabix, en Granada y en Elche. Si tremendo lo del sábado en Granada con dos equipos jugándose el año y la supervivencia en la ruleta rusa de los penaltis, la tragedia pucelana del domingo no se quedó atrás. A hacer puñetas todo un curso por un error del portero, una falta inexistente y un gol en propia meta, como para no hacer causa común con aquello que pidió un día Fernando Roig.

Lo pasó tan mal el presidente del Villarreal en aquella promoción en que Tsartas pudo con Palop que pidió y consiguió la abolición de la promoción para evitar el infierno de la Segunda División. Cómo haría la petición el presidente de los amarillos que logró que ya al año siguiente ya no tuviese efecto dicho potro de tortura. Subían los tres primeros y punto, nada de malos ratos añadidos y así desde 1999 hasta este año en que nuevamente aparece ese martillo de miocardios. En aras de una competitividad más duradera, para que nadie bajase los brazos antes de tiempo con lo que ello puede conllevar de adulteración, otra vez promoción con cuantos tiene.

Al final, y como es posible escribir derecho aun con renglones torcidos, puede haber justicia y que suba uno de los que acariciaron el ascenso en la competición regular. Aunque el Valladolid no mereció lo que le pasó en Elche hubiera sido un sarcasmo que se beneficiase del invento el que quedó séptimo en la clasificación regular. Pero qué sinvivir más insoportable, qué cara tenían los presidentes en los palcos, qué malos rollos en los banquillos, qué arbitrajes más desmañados, qué espanto todo esto que Fernando Roig logró que se aboliese y qué poco ha durado la paz. Qué alargue más angustioso y lo que te rondaré mañana en Granada y el sábado en Elche.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios