José Manuel Menudo / Profesor De La Universidad Pablo De Olavide

Una radiografía de la innovación en España

LA encuesta de innovación tecnológica que elabora el INE hace un seguimiento de las estrategias y decisiones empresariales relacionadas con los procesos de I+D+I. De hecho, ofrece indicadores sobre el gasto en innovación, factores determinantes de la capacidad innovadora, objetivos de la actividad, fuentes de las ideas innovadoras e incidencia de las mismas en el rendimiento de la empresa.

Los resultados correspondientes a 2006 -últimos disponibles- son muy positivos y reflejan un importante esfuerzo empresarial. Traducido en cifras, el gasto de las empresas españolas en actividades para la innovación tecnológica, excluidas las del sector primario, ascendió en ese ejercicio a 16.396 millones de euros. Esta cifra supone un incremento del 20% en relación con el año anterior, cuando el ritmo de avance fue del 9%. Como novedad, el INE incorporó en esta estadística a las sociedades agrícolas, de modo que el gasto total en actividades para la innovación tecnológica se situó en 16.533 millones.

De acuerdo con la información publicada, en el territorio nacional había, a cierre de 2006, cerca de 53.700 firmas embarcadas en actividades para la innovación. Sin embargo, tan sólo 31.460 de ellas introdujeron nuevos bienes o servicios en el mercado (innovaciones de productos) o utilizaron nuevos o mejorados procesos de producción (innovaciones de proceso).

Aunque el gasto en innovación apenas representó el 1,8% de la cifra de negocios de las empresas, su rendimiento es alto, porque el 13% de esa cifra proviene de los productos nuevos o mejorados.

Entre las actividades innovadoras, destacaron la I+D interna (gastos corrientes y de capital dentro de la empresa), la I+D externa (gastos para la adquisición de I+D por contrato o convenio) y la adquisición de maquinaria, equipo y software para innovación. En conjunto, representaron el 85% del total del gasto.

Respecto a los obstáculos encontrados por las empresas para involucrarse en estas actividades, el argumento más empleado es la ausencia de demanda para este tipo de productos (27%) y los costes de la innovación (31%), ya sea por ausencia de fondos propios, por falta de financiación o por el esfuerzo que implica.

En cuanto a Andalucía, los registros resultaron buenos. El número de empresas involucradas en actividades innovadoras sumaron 7.951, un 15% del total nacional. Las comunidades con mayor gasto empresarial en innovación fueron Madrid (34%), Cataluña (21%) y País Vasco (9,4%), seguidas de Andalucía, con el 6,4%.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios