La ventana

Luis Carlos Peris

Cuando la realidad suple a la inocentada

HASTA hace poco y durante un larguísimo tiempo, los periódicos venían en este día con una suerte de noticias aparentemente disparatadas. Noticias, a veces, hilarantes que ponían al personal de los nervios o al borde de la carcajada. Eran las inocentadas en este día de los Santos Inocentes, pero la costumbre empezó a criar caspa para que empezara a caerse de los periódicos medianamente serios. Decididamente, la costumbre cayó en picado y muy pocos eran los medios que decidieron seguir contando con ellos. Pero la caspa es la caspa y en su caminar fue haciendo que declinase el hábito hasta hacerse prácticamente imperceptible. Hoy, día de los Santos Inocentes, creeremos ver una reaparición de susodicha costumbre y los periódicos aparentarán estar llenos de inocentadas, pero, dolorosamente, no serán inocentadas sino crudas realidades de una vida convertida en trágica inocentada.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios