Desde mi córner

Luis Carlos Peris / Lcperis@grupojoly.com

La red se anima en torno a Raúl

Por las autopistas de la información circulan transgrediendo los códigos raulistas y antirraulistas a millares

AUTOPISTAS de la información era como se denominaban en su nacimiento los derivados de la red. Las páginas web, los foros, los blogs, los correos, todos conforman un invento fantástico, prodigioso, la comunicación es instantánea y la información al segundo. Es un mundo maravilloso, mágico, pero que tiene sus sevicias, su cara negativa, sobre todo porque está al alcance de cualquiera y ya se sabe que no todo el personal supera la media mínima exigible para el comportamiento y las maneras adecuadas que se derivan de la buena educación para que la zafiedad campe a sus anchas, y desde la impunidad más cobarde.

Tras el comentario en el blog, en el remite de un correo, en la elaboración de una web se emboscan francotiradores que hacen del insulto más soez y de la descalificación más abyecta su munición. Y el fútbol no podía quedar al margen de este adelanto tan importante en el mundo de la comunicación, por lo que pulula un personal por la red que vaya con Dios cómo es. Y ahora, por si no fuera bastante con la que tiene el seleccionador, un puñado de internautas van a asaetearlo pidiendo que convoque a Raúl, qué imaginación la de los angelitos... Raúl, mientras tanto, calla y seguro que estará inquieto con el maremágnum que puede crearse con el invento.

Y es que a la decisión de apoyar la presencia de Raúl en el equipo nacional sucederá el antagonismo de los que opinan, o lo que sea, lo contrario para que se abra un fuego cruzado en el que las balas tendrán forma de insultos, zafiedades y descalificaciones. Todo, o la mayor parte, con el aliño de una ortografía deleznable. A veces, cuando uno recibe misivas de descerebrados y similares, casi molesta más la forma que el fondo, la ortografía zarrapastrosa que el insulto, ese insulto que es la razón del mail, blog o lo que sea. Buena puede caerle a Aragonés Suárez cuando raulistas y antirraulistas se den las patadas en el trasero, tan pelado de montar en moto, de Luis. Horror.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios