PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

El reparto del marrón

MELLET no se come todo el marrón del caso Mercasevilla, bifurcado en dos investigaciones: el intento de extorsión a los dueños del Grupo La Raza y la venta a medida de los terrenos. El ex director general siguió ayer ante la juez una línea de defensa que responde a la lógica de un alto cargo dentro de una empresa: Aunque él fuera persona de confianza, por encima de él había políticos del Ayuntamiento que desde la comisión ejecutiva le marcaban las reglas y el terreno de juego, y alrededor de él estaban satélites (asesores) de los mandatarios municipales que intervenían (e interferían) en la materialización de las decisiones. Mellet ayer no dio coartada a quienes intentan en el Ayuntamiento desmarcarse del pufo alegando que no sabían nada.

Al corroborar Mellet durante el interrogatorio que Domingo Enrique Castaño, hombre de confianza de Monteseirín, tenía más relación con éste que el propio Gonzalo Crespo, el concejal socialista bajo cuyo mando estaba Mercasevilla en el anterior gobierno municipal, se confirma que la piedra de toque de las consecuencias políticas reside en lo bien o mal parado que salga Castaño del cruce de testimonios, el suyo incluido explicando cómo ha acabado casualmente siendo contratado por la empresa que ganó el concurso para la venta de los terrenos.

En este lío del montepío no pierdan de vista un cambio en el tablero. Se acercan las elecciones, y en la coalición PSOE-IU irá a más el interés por marcar distancias para vender motos sin tragarse sapos. No veo a Monteseirín y a Torrijos con ánimo de compartir juntos toda la digestión del caso Mercasevilla. En lo que puedan, señalarán con precisión milimétrica la letra pequeña de las funciones diferenciadas que cada cual asume en el organigrama de la empresa. Las pequeñas o grandes venganzas no se limitarán al veto a Felipe González como Hijo Predilecto de Sevilla. Una mezquindad que, a buen seguro, no comparte la mayor parte del electorado potencial de IU.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios