las dos orillas

José Joaquín León

El reparto del tesoro

AL Ministerio de Cultura le ha tocado un tesoro y ahora tiene un problema: repartirlo. En esto, como en otras cosas relacionadas con las deudas históricas, los andaluces no deben dejar que les den gato por liebre. El tesoro es nuestro y debe volver aquí. La investigación del caso ha sido llevada por un Juzgado de La Línea de la Concepción (Cádiz) y las primeras gestiones de denuncia fueron realizadas por la Consejería de Cultura de la Junta, cuando estaba Carmen Calvo. Tanto criticar y fastidiar a Carmen y resulta que ella ha sido partícipe decisiva en la recuperación de este tesoro, primero en la Consejería y luego en el Ministerio. A los que dicen que por culpa de Zapatero se ha arruinado España, hay que replicarles que sí, pero por culpa de Carmen Calvo también se ha arruinado Odyssey Marine Exploration, y ha vuelto aquí un tesoro valorado en casi 400 millones de euros.

Y ahora viene lo difícil. Salomón, a ver qué hacemos con el tesoro. Para empezar, la decisión del reparto le ha tocado al Ministerio de Cultura, que ahora encabeza José Ignacio Wert. Es una de las cosas bonitas de la alternancia. El PSOE reclama el tesoro y lo reparten los del PP. Las 500.000 monedas de oro y plata (al parecer más plata que oro), procedentes de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes,forman un botín solicitado desde numerosos rincones de este país. Para empezar, hay una parte que se quedó en Gibraltar, y a ver quién lo recupera de allí. Pero lo gordo, que ya está aquí, no se debería repartir entre todos los que lo pidan, como si fuera una herencia. Quedaría muy cutre dar unas moneditas para Madrid, otras para Cádiz, un puñaíto para Cartagena y tiro porque me toca. Esto es como un Gordo de Navidad. Para que toque como Dios manda, debe tocar toda la morterá, no unas participaciones.

Se ha empezado a rumorear que lo van a enviar a Cartagena, donde hay un Museo de Arquitectura Subacuática y un consejero de Cultura del PP, que se llama Pedro Alberto Cruz y está moviendo el cotarro. Pero es mucho más justo que lo envíen a Cádiz, donde además de haber un Centro de Arqueología Subacuática y un Museo del Mar, que se quedó en Museo del Ná, hay una alcaldesa que también es del PP y se llama Teófila Martínez, que no debe permitir que le den por ahí un cobazo. Y además está el Bicentenario de 1812, que dejó interesadísima a la vicepresidenta Soraya, pero no ha soltado ni un euro de más por la crisis. Pues ahora tienen una ocasión singular para soltar un tesoro y fundar el Museo de los Duros Antiguos. ¿Dónde si no?

Si el tesoro fuera de la Iglesia ya se habría pedido que lo vendieran y lo repartieran a los pobres. Como es del Estado, sólo se pide que no se vayan a equivocar y no se lo regalen a los ricos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios