La ventana

Luis Carlos Peris

Del sábado de Feria no queda mucho

AMANECE sábado de Feria, el día más grande de la fiesta. Día tremendo, pero eso era antañazo, cuando la Feria del Prado. En aquel tiempo venían en oleadas desde los pueblos, mientras que el sevillano seguía al pie del cañón. Lo de la segunda vivienda era una entelequia y eso de irse a la playa mientras aquí seguían luciendo los farolillos ni a pensarlo siquiera. En este fin de semana que empieza hoy, las praderas del parque se colmaban de gente que comía y sesteaba, que combinaba el bistec empanado con la duermevela en la que recobrar fuerzas. En la Feria de hoy esto se ha desvirtuado, insisto en que los modos y costumbres han cambiado tanto que seguro que el sábado pasado había más sevillanos en el real que hoy. Y con esta calor, que pide playa a gritos, seguro que este sábado que amanece no se parece en nada a aquellos sábados de Feria.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios