Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Un sábado con General Invierno

El Betis se la juega sobre la nieve de la paramera y el Sevilla ante otro del nivel de los que se le atragantaron

NUEVAMENTE un sábado para que el fútbol según Sevilla se juegue los cuartos con la diferencia de que el Sevilla no se los juega a las inhóspitas diez en todos los relojes de la noche, pero en sábado una vez más. Otra circunstancia especial es que la nieve desempeñará un importante papel para el Betis, que si ya apareció en Anoeta cuando la última cita del año anterior, en este primer viaje tendrá mayor relevancia, que ya se sabe que Soria es ciudad con dos estaciones, la del invierno y la del ferrocarril. Estación, por cierto, muy cercana a ese frigorífico que es el recoleto estadio de Los Pajaritos, lugar de autos.

A fuer de haber ido dejando para mañana lo que debas hacer hoy, el compromiso que el Betis afronta esta tarde en la paramera soriana es de abrigo. Necesita el equipo que aún dirige Tapia de un triunfo para que, entre otras cosas, no se firme el definitivo divorcio con el técnico y... con las posibilidades de ascenso. Se ha dejado ir tanto este dichoso Betis que está dando lugar a que sólo una de las tres plazas que dan derecho al retorno se considere asequible. Demasiada ventaja la que han tomado Hércules y Real como para seguir de devaneo en devaneo y ni siquiera le excusa del General Invierno le vale a un equipo que parece peor de lo que es, que lo es y mucho.

Y cuando el árbitro dé el pitido final ya estará yendo gente a Nervión para ver a los suyos frente al Racing. De nuevo por Dato un lobo con la pata enharinada bajo la puerta, como Espanyol, Málaga, Valladolid o ese Getafe que tan gran estropicio originó en el otrora fortín. La cuesta que tan mal pintaba por las ausencias y el malhadado gol de Antonio López se allanó mediante la gesta del martes en el Camp Nou, pero llega el Racing, un equipo del nivel de otros que se atragantaron, y sólo cabe pedir que la puñetera cuesta no vuelva a empinarse. Un sábado más para un domingo de toros desde la barrera, uno se la juega sobre la nieve y el otro ante otra pata enharinada.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios