liga de campeones El Sevilla se medirá al Manchester United en octavos de Champions

Cosas que pasan

Ricardo Castillejo / Rcastillejo@grupojoly.com

Un secreto a voces

NO dejes que la realidad estropee una buena noticia. Con cierta ironía reflexiono en esta frase que, por lo que sé, tienen cada vez más presente los futuros periodistas en las facultades donde se forman -máxime cuando se ven y se escuchan por ahí las cosas que se ven y escuchan-. A veces, no siempre pero pasa, se da la coincidencia de que lo sucedido de verdad es, además, un excelente y noticiable acontecimiento.

Ojalá así suceda respecto a lo que hoy, 2 de enero de 2007, vengo a relatarles pues, recién inaugurado este año nuevo, ¿hay mejor y más ilusionante futuro para una pareja de recién casados que la de convertirse en papás de una criatura? Eso es lo que, según tengo entendido, les traerán los próximos meses a Julián López El Juli y su mujer, Rosario Domecq, quien, embarazada, dará pronto un hijo al torero.

Seis años de noviazgo culminaron, el pasado mes de octubre, en una boda multitudinaria celebrada en la iglesia de Santo Domingo de Jerez de la Frontera, localidad natal de la novia y lugar donde, alrededor de seiscientas cincuenta personas, pudieron disfrutar de un acontecimiento del que, creo, le dimos a ustedes, queridos lectores, sobrados datos.

Hasta tal punto fue el despliegue que, sin pretender hacer la puñeta, servidor reventó la sorpresa del traje que Rosario había encargado a Miguel Palacio y en cuyo diseño ella misma quiso intervenir. Lamento si causé un disgusto familiar y, lo mismo ahora, siento adelantarme a una confirmación que, de ser cierta, sería ya a los felices, y discretos, progenitores a quienes les correspondería desvelarla.

Sea como sea es cuestión de que, en unas semanas, lo que por lo pronto es un rumor pase o no a transformarse en física evidencia mientras, en la ciudad gaditana en la que se dieron el "sí, quiero" -desde donde ha llegado a mi conocimiento-, se propaga como un secreto a voces.

Si fallo, como en la canción, échenme a mi la culpa y, si no, déjenme apuntarme un tanto que, cara a los aumentos de sueldo, son siempre una buena baza.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios