Desde mi córner

Luis Carlos Peris

La selección nos ilusiona otra vez

Con la posibilidad de que volvamos a estrellarnos, el equipo nacional tiene personalidad y eso es un punto clave

DISTRAÍDOS por el tsunami que amenazaba al Betis, embebidos en el devenir de la cacicada mayor que ha sufrido club alguno, inmersos en el aluvión de capítulos que iban conformando una historia tan sucia como el castigo al Betis, el partido de la selección pasó como de puntillas por este rincón. Bueno, no es que pasara de puntillas, es que ni siquiera se asomó a esta esquina del periódico. Y como nunca es tarde si la dicha es buena, pues entremos en el cúmulo de sensaciones agradables que nos dejó el equipo de Luis Aragonés con su triunfo sobre los campeones del mundo, golazo de Villa en lugar preferente.

No quiero que esta avalancha de piropos sea un más de lo mismo, lo de siempre cuando se acerca un gran evento para que luego, en cuartos, o antes, nos demos el gran batacazo. Y es que he querido atisbar una corriente distinta y muy prometedora en el juego del equipo nacional. Así como con Clemente, el equipo era un equipo, con la solidez de un equipo y el juego más práctico que bonito bajo el ordeno y mando de un excepcional Fernando Hierro, el que ha armado Luis tiene algo que resulta indiscutiblemente positivo para conseguir los objetivos que se planteen, el de una personalidad muy acusada que parte de un trato exquisito a la pelota.

Al final está Luis en el camino adecuado para conseguir lo que iba buscando, un equipo que tenga la pelota. Siempre lo dijo, argumentando que no tenemos físico para otra concepción de juego. Y mediante el trío Xavi, Iniesta y Cesç, todos con la filosofía de fútbol que imbuyen en la Masía, el equipo se hace con la pelota y es complicado que se la quiten. Y si ese equipo de tan buen trato a la pelota encuentra en la Eurocopa el plus trascendente del gol, si Torres y Villa andan acertados ante el portal contrario, lo que tanto tiempo llevamos buscando podemos encontrarlo en Austria y Suiza. Ojalá no sean estas expectativas un más de lo mismo y nos estrellemos. Ojalá.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios