La ventana

Luis Carlos Peris

Por los suelos la importancia literaria del 23 de abril

VIVIMOS instalados en el engaño y cada día se descubre que algún pasaje de la historia que nos hicieron llegar apenas tiene que ver con la realidad. Recién pasado el Día del Libro se nos recuerda que el argumento para que esa conmemoración fuese el 23 de abril no se sostiene. El argumento es la coincidencia de los fallecimientos de dos colosos de la literatura como Cervantes y Shakespeare, dos coetáneos, sí, pero que no murieron el mismo día. Es más, aquellas leyendas que circulaban sobre la amistad entre don Miguel y don Guillermo no pasan de ser leyendas más o menos urbanas y hasta es posible que el inglés no tuviese ni zorra idea de la existencia del Quijote. Vivir para ver, la estantería por los suelos y no es que no muriesen el mismo día, sino que en 23 de abril, ese cacareado y festejado 23 de abril, no falleció ninguno de los dos y sí, por ejemplo, Vladimir Nabokov, el de Lolita. Qué cosas.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios