POR levante o por poniente, al final el viento del fútbol siempre acaba soplando hacia los terrenos del juego inmobiliario. Ya sea la Federación Española con el suelo de Las Rozas para erigir su Ciudad del Fútbol, pelotazo que está en los tribunales; ya sea un club como el Real Madrid, al que le facilitaron una recalificación galáctica en tiempos de Florentino Pérez; ya sean sociedades anónimas como el Sevilla y el Betis, que han gozado escalonadamente de operaciones urbanísticas trazadas por el Ayuntamiento con un trato de favor espectacular, los directivos del fútbol nunca se quedan fuera de juego cuando se trata de terrenos, y utilizan con habilidad lo que tiene el balompié de poder local.

Hay dos operaciones allende Nervión y Heliópolis. Del Nido abandera el proyecto Ecociudad del Deporte, que incluye la construcción de 2.500 viviendas en Bollullos, donde el Ayuntamiento no pudo aprobar el PGOU con esas casas porque chocaba con las directrices marcadas de la Consejería de Obras Públicas. Ahora esos criterios ya son menos rígidos por miedo a una marejada preelectoral, y el presidente del Sevilla fue muy hábil al presentarle el proyecto urbanístico a Chaves aprovechando una recepción al club.

En el Betis, por su parte, para el posible relevo en el control de su gestión y accionariado también tienen todos los pies en el suelo. Luis Castel se ha postulado como sucesor de Lopera en tanto que empresario de éxito en el sector inmobiliario y con bolsas de suelo en el área metropolitana. Castel le ofrece a Lopera algunos de esos terrenos a cambio del control del club y el solar aledaño al estadio bético. Su oferta parece bien calculada, y cuenta con apoyos políticos para evitar una transición especialmente traumática y vengativa. Lo que interesa es jubilar a Lopera y no tanto aclarar su trastienda financiera como gestor del Betis y de su patrimonio. Ya saben, eso que en todos los clubes se llama sentir los colores... del dinero.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios