Puerta de los palos El Fiscal

El tío del paraíso

LE conocen popularmente con el nombre de un instrumento musical. Es músico de una agrupación. Consiguió la entrada para el teatro haciendo cola en taquilla. El domingo tuvo la valentía de arrancarse por grosería, que no por martinete, precisamente. Y fue tan valiente, tan valiente, que cuando las azafatas preguntaron quién había sido se quedó más callado que en la entrada de la Mortaja. Pese al numerito de la cabra que protagonizó, el tío se quedó rumiando durante todo el Pregón en la butaca. Para qué dar su nombre… Todos nos conocemos. Demos carpetazo al grosero. Y a su trompeta.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios