La ventana

Luis Carlos Peris

El torero podría dar la solución

QUIEN venga atrás, que arree. Ése parece ser el pensamiento de los toreros que hoy en día sustentan el toreo. Cuando estamos atravesando la crujía que padecemos y todo quisque, con la deshonrosa excepción de la clase política, ha permitido que le metan la mano en la cartera, las figuras del toreo no aceptan el recorte. Entre el insufrible IVA que nos han colocado y que los toreros no dan facilidades, la corrida de toros es ya un espectáculo prácticamente inasumible. Únicamente las grandes ferias mal que bien sobreviven sin saberse hasta cuándo van a resistir. Y la pregunta es por qué los grandes beneficiarios de la cosa no dan sus brazos a torcer. La única respuesta lógica es que sabiendo que tienen una carrera corta, lo preferible es sacarle el mayor jugo en el menor tiempo posible. De ahí que el egoísta quien venga atrás que arree es la filosofía de los toreros del momento.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios