La esquina

josé / aguilar

l a última mentira de rajoy

EL PSOE no ha querido mezclar su firma y su foto con las de los post-etarras de Amaiur -decididamente tóxicas-, y eso ha impedido un acontecimiento singular que tal vez sólo está al alcance de un Gobierno como el actual: un recurso de inconstitucionalidad suscrito por todos los grupos parlamentarios de la oposición contra el recorte de las pensiones, eso que nunca iba a hacer Mariano Rajoy. Su última mentira (ya agotó todo el cupo).

Sea como fuere, el recurso o los recursos serán presentados ante el Tribunal Constitucional contra el decreto gubernamental que impone la no revalorización de las pensiones en función del aumento del coste de la vida y, por tanto, impide que los pensionistas sean mínimamente compensados por la pérdida de su poder adquisitivo real a causa de la subida del Índice de Precios al Consumo. Una revalorización que se calculaba cada año a finales de noviembre.

Cualquiera sabe qué decidirán los magistrados del TC al respecto... Lo que sí parece evidente es que el recurso tiene un fundamento más que razonable: la fórmula escogida por el Ejecutivo para perpetrar este nuevo empobrecimiento de uno de los colectivos más vulnerables e indefensos supone aplicar un recorte con efectos retroactivos, algo que está prohibido para todo tipo de leyes en España.

Veamos. Cuando Zapatero decretó la congelación de las pensiones lo hizo suspendiendo, antes de empezar el año, la parte de la Ley de la Seguridad Social que obliga a aplicarles el IPC . Criticable, pero ajustado a la legislación. Rajoy no lo ha decidido hasta finales de 2012. Ahora bien, desde el 1 de enero jubilados y pensionistas han estado adquiriendo el derecho a la revalorización, puesto que, de acuerdo con las promesas embusteras de Rajoy, el artículo no había sido aún suspendido. Y ahora, al suspenderlo, se carga la revisión de todos los meses transcurridos con incremento de precios. Lo dicho: una putada retroactiva. No sería raro que el Tribunal Constitucional considere que este castigo del presente que se extiende al pasado no resulta legítimo.

Cada vez que a Rajoy le ha crecido la nariz por hacer lo que dijo que nunca haría (IRPF, IVA, copago...) ha implantado la medida a partir de su aprobación. Con las pensiones también se propone eliminar su revisión automática por el IPC anual, pero mientras llega el momento ya lo ha decretado para 2012 pero con vigencia desde once meses antes.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios