La ventana

Luis Carlos Peris

A que se va de rositas el inviernoý

CUENTA atrás con tós sus avíos para lo que está por llegar, para esa gran fiesta que llega en este año más pronto que nunca. Aunque el invierno ha pasado como de puntillas, aunque el cambio climático, o la madre que lo parió, ha convertido la estación de los fríos en un tiempo templado y de apenas lluvias, lo cierto es que este año no llega de forma oficial la primavera hasta que Pilatos ande de vueltas por la Resolana. Todo llega como con prisas, como en un vivo sin vivir en mí absolutamente peleado con las demoras. Hoy ya es domingo de vísperas de ese otro, llamado de Pasión, y en el que se produce la auténtica parrilla de salida con ese pregón que Sevilla espera con tanta como fundada expectación. Pero no es a lo que íbamos, sino a ese invierno que se va de rositas y si es archisabido que año de nieves es el presagio de un año de bienes, a saber qué es lo que nos aguarda con esta primavera tan adelantada.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios