El parqué

Pablo Cumella

Todos al verde

EL Íbex subió ayer un 1,93% y se colocó en 10.231,9 puntos animado por la esperanza de que el Gobierno griego supere la cuestión de confianza que afrontó anoche en el Parlamento, lo que le daría apoyos suficientes para recortar el gasto público, subir los impuestos y vender activos del Estado por segunda vez, con el fin de obtener un nuevo tramo de ayudas por importe de 12.000 millones de euros. De esta forma el Íbex recuperó los 10.200 puntos, una cota que perdió el pasado 3 de junio.

El selectivo madrileño optó claramente por las compras y encabezó las subidas de las principales plazas europeas junto a París (+1,95%), cosechando asimismo ganancias superiores a las de Fráncfort (+1,68%) y Londres (+1,43%).

Con la prima de riesgo en 257 puntos básicos, el selectivo logró sellar la jornada con todos sus valores en terreno positivo, liderados por Criteria (+4,37%), Abengoa (+4,34%) y el gigante de la vestimenta Inditex, propietario de la marca Zara, que vio avanzar su acción un 3,13%, hasta 62,21 euros. La prensa destacó ayer que el grupo es ya el número uno mundial en capitalización burstátil, por delante de la sueca H&M.

Entre los pesos pesados del selectivo destacaron los avances de BBVA (+2,63%) y el Santander (+2,03%), que se recuperaron al calor de la relajación de la prima de riesgo de España respecto al bono alemán a diez años, que ayer llegó a tocar un máximo de 277 enteros.

Por su parte, las acciones de Telefónica subieron un 1,16% y se comportó peor que el índice, al igual que Iberdrola (+1,72%) y Endesa (+1,69%) y a diferencia de Repsol (+2,63%).

En el mercado de divisas, el euro avanzó posiciones respecto al dólar y al término de la sesión el cambio entre las dos monedas quedaba establecido en 1,44 unidades.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios