PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

El vértigo del etcétera

BOLONIA al poder. Umberto Eco abarrotó al mediodía el Paraninfo de la Hispalense y por la noche la Iglesia de Los Venerables. Si todos los catedráticos de nuestras universidades fueran verdaderamente magistrales y universales como lo es el semiótico piamontés que descolla en la universidad más antigua de Europa, seguro que serían legión los alumnos detrás de sus docentes para que les dedicaran tutorías. Sugiero a Antonio Silva, director de la televisión municipal, que emita en prime time un amplio resumen, cual Champions, de las dos brillantes conferencias del intelectual más mediático, en un programa especial sobre alguien que sabe más de barroco y de cultura de masas que todo el sanedrín hispalense reunido en cabildo.

En la sede de la Fundación Focus, nos apretujamos 300 personas para disfrutar con la capacidad de Eco para enseñar y divertir al mismo tiempo, con su habilidad para enlazar transversalmente personajes, épocas y culturas que en apariencia no tienen nada que ver, y que él nos ilumina con una mirada sin prejuicios. El vértigo de la lista se titulaba. Análisis en tiempo y forma del gusto humano por los listados, los catálogos, las colecciones, las letanías. Narrativa de retahílas. Abarcarlo todo hasta llegar al abismo del etcétera y crear la poética de la lista. Y para ello nos hizo viajar de Homero a Borges, del Bosco a James Joyce, de los relicarios capuchinos a los cojones de Rabelais, del Museo del Louvre a Salvador de Bahía, de Marx a los supermercados. De la cosmogonía al cajón de sastre.

Eco podría enriquecer su texto con un signo de la pervivencia del barroco entre nosotros: el listado de lamentaciones por lo que Sevilla debe ser y no es. Llevamos tres siglos sedimentando pareceres como para llenar la Enciclopedia Británica. Menos mal que se creó internet, así no tendremos problemas de espacio para adicionar nostalgias en un inacabable vértigo del etcétera.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios