desde mi córner

Luis Carlos Peris

De las vísperas más correctas

Mientras pasaban cosas y se jugaban cuartos coperos, se acercaba el derbi del reencuentro y de la normalidad

MIENTRAS el incendio de las censuras por la delictiva actuación del madridista Pepe no se sofoca, la semana se acerca ya de forma inexorable a ese derbi que reaparece después de más de mil días de inoperancia. Y afortunadamente, este tiempo de vísperas discurre con una normalidad y unas buenas maneras que siempre echábamos de menos, sobre todo en tiempos de bustos ominosos o de peleas barriobajeras en programas de radio. Nada de eso está ocurriendo y el derbi se acerca imparable, con las colas en las taquillas largas como antaño, señal inequívoca de que nadie le teme a ir al campo.

Pero en el corazón de la semana hubo Copa y, sobre todo, un clásico más, el primero del año, este bisiesto que se aventura rico en colisiones entre el gran gigante y ese aspirante que no termina de encontrar la tecla con la que abordar al rival. Y en estos días de cuartos coperos, el derbi se ha ido colando por sus intersticios y así, mientras veíamos el mangazo que le daban al Mirandés en Cornellá o el sofocón de Caparrós en su vuelta al Bocho como aperitivo del baño que por enésima vez le daba el Barça al Madrid en su propia casa, el derbi ha ido aproximándose con el adobo del fichaje de Babá y la renovación de su fichador, el gran Monchi.

Y de aquesta guisa, sin apenas darnos cuenta, resulta que ya hoy es víspera de derbi, derbi del reencuentro tras aquel de los goles de Sergio García, Oliveira y Kanoute en la sabatina del 7 de febrero de 2009 en Nervión. Bastante ha sido el agua que ha pasado desde entonces bajo los puentes y llega el momento de que los dos motores del fútbol según Sevilla vuelvan a verse cada uno desde su rincón. Hoy ya es víspera y se sigue hablando de la zafiedad que Mourinho ha instalado en el mejor club del Siglo XX y de quiénes se postulan para las semifinales, pero ya más que nada se habla del derbi del reencuentro, y con toda corrección, oiga, para bien de todos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios