Visto y oído

Francisco / Andrés Gallardo

A votar

VOY a pedirles el voto. Es un riesgo para mi credibilidad, pero ya José María García, allá por los 80, aprovechaba sus escasas apariciones televisivas para posicionarse por la cara. Es mi responsabilidad y me atrevo. En estas horas a punto de la reflexión quiero pedirles el voto para alguien que ha sufrido durante todos estos años la omisión en Canal Sur, lo cual me ha llegado a preocupar. La Nuestra ha pasado totalmente y deberían de haber tenido algún gesto hacia esta formación que aspira a representar a Andalucía y a España entera. Y eso que las niñas, por lo visto, están encantadas con ellos.

Quiero pedirles el voto para ese señor de barbas con visión futurista. Y, por supuesto, para sus compañeros. Obedientes y casi autómatas que cumplen perfectamente con su papel. Han mantenido durante los últimos años una callada labor de preparación, encandilando a los iniciados que se aproximaban a su indescifrable talento. Ellos se lo han currelado en la trastienda, en tantas horas de perfilado, pese a que en la mayoría de los canales se les obviaba. Sólo les recuerdo una aparición estelar en TVE. Ahora, en pleno proceso electoral, es más fácil prestarles atención.

Estoy obligado a pedirles el voto para ellos porque también han aparecido otros candidatos, algunos cuneros, que no están a su altura. En este fin de semana se la juegan y es de honestos que su labor no caiga en saco roto y tanto esfuerzo quede en vano. Es hora de reaccionar y votar. De votar por ese chico de las barbas, Guille Milkiway, y por su grupo La casa azul (ay, sin ninguna connotación) y La revolución sexual, porque son los más idóneos para acudir a Eurovisión y dejarnos al menos en décimo lugar. Sin llegar al frikismo premeditado de Chikilicuatre, se han pertrechado de un tema fresco, con ideas originales, y planteado con humor inteligente. Véanlos y voten.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios